Archivos de la categoría ‘Redes sociales’

Por Teresa Mata

 

Un buen propósito de año nuevo sería intentar que estos busuuparlantes, más los dos que faltan en la foto, no perdieran su lengua. Y es que internet también puede salvar lenguas, en concreto una hablada únicamente por 8 personas en el mundo.

Los últimos datos de la UNESCO revelan que más de 3.300 lenguas pueden desaparecer antes de que finalice este siglo, es decir, el 50% del total de los idiomas hablados en el mundo. Entre los que tienen más complicado sobrevivir se encuentra el busuu, una lengua originaria de la selva de Camerún que sólo hablan ocho personas.

Sería una buena causa evitar su extinción, para ello contamos con Internet, que aparte de permitirnos aprender otros idiomas, podemos salvar aquellos que se encuentran en peligro de extinción.  Y para esto tenemos una red social con su mismo nombre Busuu, para aprender idiomas, que ha puesto en marcha Save Busuu una iniciativa para salvar la lengua  y algo más complicado, enseñarla a los internautas.

Se envió un equipo a la selva camenuresa con tal de poner en marcha el proyecto Save Busuu y filmar la situación que vive la gente busuuparlante, entusiasmada por mostrar su lengua y cultura. Un video musical en el que los nativos explican algunas utilidades de su lengua de una forma muy divertida. Explican incluso como hablar en busuu con las mujeres.

Al margen de los intereses de la página para aprender idiomas, sería bonito que conserváramos la riqueza de culturas que tenemos en el mundo, y con ello, su lengua. Aprender su idioma sería la solución para que el busuu no se perdiera, ¡adelante valientes! pero mostrar su situación y concienciar a la gente de que lo “minoritario” no tiene por que ser peor, y mucho menos eliminado, está al alcance de todos  🙂

Anuncios

Por Teresa Mata Ferrer

El director Tim Burton se apunta a la moda de las redes sociales. Pretende crear un cadáver exquisito con sus fans mediante twitter. Dicho así, suena un poquito macabro y necrófilo, pero todo tiene su explicación.  Lo que el director quiere hacer es escribir un cuento mediante una técnica conocida como “cadáver exquisito”, que consiste en que varios autores escriban una obra, haciendo que cada autor continúe la historia a partir de la última frase del compañero anterior.

La obra se titulará sencillamente Tim Burton’s Cadavre Exquis, que se traduce como El cadáver exquisito de Tim Burton.  Directo y sin complicaciones. Es una preciada técnica que utilizaban ya los surrealistas hace 85 años. La gracia del cadáver exquisito es que cada nuevo autor conocía únicamente la última frase o la última palabra, a la que deberá continuar sin buscar demasiada lógica o coherencia. Así, el relato final será muy surrealista. Aunque en este caso tendremos acceso a todos los fragmentos de la historia anteriores.

Y elegir twitter como plataforma significa que hay que condensar nuestra creatividad en 140 caracteres. Cualquier idea vale, por lo que miles de tweets cada día se disputan ser la siguiente frase en tejer un rocambolesco relato  que cobró vida ‘on line’ el pasado lunes. No hay límites de tweets por persona. De las frases propuestas se elige la mejor. La obra será supervisada por Tim Burton que escogerá cada comentario que continue la historia.  Finalizará el próximo 6 de diciembre.

La primera frase, escrita por el director dice así: “Stainboy, usando sus dotes expertas, fue llamado para investigar una misteriosa sustancia pegajosa en el suelo de la galería”.

 En esta ocasión Burton rescata a su personaje más mimado Stanboy (el niño de la mancha). Un niño con capa y cara parecida a la de una hormiga que siempre sale limpio de su casa y regresa hecho un desastre de sus aventuras aunque consigue salir con éxito de todas sus misiones.  

 Apareció por primera vez en su libro de poemas e ilustraciones: La melancólica muerte del chico ostra (Primero en español y luego en inglés). Y además es el protagonista de “The World of Stainboy”, una serie de cortos animados hechos en 2000.

Ya hay 24 partes de historia y comenzó el lunes. Las últimas partes son: “Pero, el destino conspiró contra él. Hubo un gemido del metal y la lámpara perdió su asimiento en el techo. Como la sustancia viscosa rugió de ira, Stainboy se preparó para su muerte. Se quedó sin aliento por lo que él pensaba que era su último aliento, cuando de la nada, no cayó. Stainboy abrió los ojos. ¿Qué había pasado? Y ¿qué acababa de salvarle?”  ¿Os atrevéis a continuar? Lo podéis hacer a partir de la página web de la Burton’story.

Parece que está de moda este tipo de iniciativas que saltan a la red para conseguir una mayor interactividad y porsupuesto publicidad. Recordemos la Wikipeli que más o menos consistía en lo mismo. Y además en esta ocasión, este guión “compartido” sirve para presentar la muestra sobre la obra del director a cargo del Festival Internacional de Cine de Toronto, organizada por el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Otra estrategia más pero quién sabe quizá llegue a filmarse este guión y podamos formar parte de un trocito.

Por Miriam Ortuño

Cuando sea mayor tendré el síndrome de diógenes. Cada cosa que veo por la calle y me gusta, me la llevo a casa. Lo último fue una libretita de tapas duras que encontré junto a un contenedor de papel. Por el camino la abrí y para mi sorpresa era el diario de un niño, Rafa.

Las primeras páginas fueron escritas en enero del 2006, por la tipografía y la simplicidad de la redacción, yo diría que cuando lo empezó, Rafa tenía unos 6 o 7 años. Habla constantemente del colegio, de su mejor amigo y de la chica que le gusta. Después pasan unos años en los que no escribe ni una sóla palabra. En junio del 2009 escribe por última vez, resumiendo los cambios que han habido en su vida. El diario está plagado de cómics, historietas y guiones de series. Os dejo con algunas de las páginas que más gustan.

Bueno y os preguntaréis que tiene que ver todo esto con Internet, las redes sociales y la cibercultura. Pues bien, tiene que ver y mucho, porque he decidido que, cuando pasen un par de años, voy a buscar a Rafa por Facebook y Tuenti para devolverle su diario.

Si habéis visto “El fabuloso destino de Amelie Poulin”, sabréis el trabajo que le costó a la protagonista encontrar a Dominique Bretodeau y devolverle los juguetes de su infancia. Por suerte, nosotros ya no tenemos ese problema, podemos localizar a muchas personas introduciendo su nombre completo en Internet. También es cierto que muchos prefieren utilizar un mote, pero, por lo general, las redes sociales ofrecen la maravillosa posibilidad de reencontrarte con personas que habían desaparecido de tu vida y con las que habías perdido el contacto o de localizar a desconocidos en ocasiones como ésta.  🙂

¿Somos adictos?

Publicado: noviembre 8, 2010 en Blogs, Cibercultura, Redes sociales
Etiquetas:, ,

Por Paula Román

España es el segundo país de Europa que más contactos mantiene a través de portales como Facebook, Tuenti, Hi5 y MySpace. Es decir, las redes sociales llegan cada vez a más gente a , y además de eso, la gente pasa cada vez más tiempo enganchada a Internet a través de las innovaciones tecnológicas que lo permiten como el ordenador, el teléfono móvil o lo netbooks (mini-portátiles).

Se esta creando la necesidad de tener internet todo el día y de poder entonces, conectarse a las redes sociales para hacer cosas tan simples como:  actualizar el estado del Facebook, contestar a lo comentarios de los amigos o subir nuevas fotografías. Estas acciones que son complementarias en nuestra vida diaria, que se supone que forman parte del tiempo de ocio individual, se están convirtiendo en una actividad que se realiza durante todo el tiempo y a toda hora. La gente tiene inquietudes y necesidades de actualizar o comprobar sus perfiles de las redes sociales para sentirse cómodas consigo misma.

¿No os a pasado qué veis a un compañero con internet en el teléfono y os morís porque os lo deje para comprobar vuestro estado de tuenti, si tenéis fotos o comentarios nuevos?

Realmente visto así parece algo tonto, aunque forma parte de esta nueva sociedad inmersa en las tecnologías de información y comunicación que conllevan este tipo de cosas. Pero esta “adicción” a las redes sociales hay que tenerse en cuenta, porque puede tener consecuencias reales.

Un estudio llevado a cabo por el ICMPA en la Universidad de Maryland reveló que un alto porcentaje de estudiantes tienen auténticos síntomas de adicción, que desembocan en graves problemas para socializar cuando no pueden usar las nuevas tecnologías. La profesora de periodismo propuso a 200 estudiantes “intentar” desconectarse de las nuevas tecnologías durante 24 horas. Esto es, sin móvil, sin Internet, sin televisión o sin MP3. Una vez concluidas, los estudiantes participantes podrían bloguear sobre su experiencia. “Sin duda soy un adicto”. La conclusión del estudio fue que los jóvenes no es que no quieran, es que ya “no pueden desconectarse”.Unas conclusiones que vistas así me parece impactante que unos jóvenes tengan problemas para desconectar tan solo 24 horas.

Otros estudios psicológicos acerca de la adicción a las redes, determinan los límites de la adicción y la normalidad, por ejemplo, el doctor Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco explica que un adulto abusa de Internet cuando está conectado más de tres horas al día, en los adolescentes este límite se encuentra en dos horas, si además existe privación del sueño (menos de 5 horas) y se prefiere navegar a tener otro tipo de relaciones sociales, se puede pensar que una persona tiene riesgo de   adicción. Otro aspecto importante es pensar en la red constantemente.

Así pues, a través de distintos estudios o análisis se muestra el debate acerca de la posible nueva adicción a las redes, como si fueran las nuevas drogas de los jóvenes y las distintas consecuencias negativas que peuden tener estas redes sociales, como el insomnio, la ansiedad o los problemas de relacionarse cara a cara.

Yo, realmente considero que pasó bastante tiempo enfrente de la pantalla de ordenador y sí me gusta husmear en las redes sociales, tanto mi perfil como el de otros como un método de ocio y liberación del estrés de las clases o del trabajo, aunque sí considero que habrá gente enganchada y que puede ser una nueva droga como lo es la ludopatia.

¿Y vosotros, que pensáis? ¿Sois unos adictos?, ¿cuántas horas estáis enfrente del tuenti o del facebook? ¿Podríais vosotros estar 24 horas sin ningún tipo de comunicación? ¿Por qué pensais que la gente tiene esa necesidad de visitar los portales sociales, y cómo se ha llegado hasta ese punto?

Los blogs

Publicado: octubre 24, 2010 en Blogs, Cibercultura, Redes sociales
Etiquetas:, , , , ,

Por Paula Román

Un Blog no es más que un espacio personal de escritura en Internet en el que su autor publica artículos o noticias que pueden contener texto, imágenes e hipervínculos. Es decir, que esta página web es un blog donde nosotras las autoras, Paula, Teresa y Miriam publicamos semanalmente diversos artículos donde exponemos ideas y proponemos diferentes cuestiones, utilizando los recursos audiovisuales necesarios.

Los blogs son una herramienta que genera mucha cultura. Es decir, hay muchísimos blog en la red que proporcionan información, novedades, noticias y curiosidades sobre todos los ámbitos de la cultura, como el cine, la fotografía, la filosofía, la música, el ocio, etc. Sirven como una plataforma de información cultural que además es interactiva y libre, donde los usuarios pueden expresar sus ideas, y todos los receptores pueden comentar, criticar u opinar las ideas del creador. Se convierte en un espacio libre, con igualdad y cercanía para todos. Tus valores cuentan, tus ideas cuentan y no es en solitario. Tienen algo que contar y es interesante para el mundo. Además la audiencia es natural, ni buscada ni provocada. Llega a audiencia colectiva inteligente y activa.

Además se crea la blogosfera,  es decir una esfera llena de blogs, como un sistema virtual en el que se establecen “comunidades de weblogs”, categorizados por temas. Se forman así, una red social de ciber-culturistas y ciber-artistas entre blogs. Es decir, mientras que los blogs por sí mismos son sólo un formato en la web, la interconexión de estos es un fenómeno social: al verlos como un todo se pueden determinar claramente tendencias, gustos…, como si fuera un ente colectivo.

Este éxito cada vez más grande de los blogs, está inmerso en la revolución de la web. 2.0, que como ya comenté es una nueva forma de aprovechar internet, basado en la interacción, donde transforma el receptor pasivo en activo, emisor y productor de los mensajes. Una gran novedad que junto al hecho de ser gratuito, flexible y sencillo convencen a todos los usuarios, alcanzando cifras altísimas.

Aquí podemos ver a través de una noticia, como gracias a los blogs los apasionados por un tema, pueden reunirse, ayudarse entre ellos y darse a conocer de forma gratuita y fácil.

Así pues, esta esfera libre y participativa de internet que nos rodea por todas partes, en los blogs, wikis, youtube, flickr, o facebook, parece perfecta.

Pero aparte de las muchas ventajas que tiene este espacio, que personalmente me encanta, hay que tener en cuenta, que no todo es tan bonito, ya que, tras toda esa “libertad del usuario” siempre hay detrás otros intereses diferentes a los de los usuarios.

Os planteo la idea, de reflexionar acerca de los otros aspectos negativos de esta nueva sociedad internauta e interactiva, donde se pueden plantear problemas como la saturación de información, la dudosa calidad de contenidos… O el tema de la saturación de publicidad en estas herramientas sociales, donde aprovechan las empresas para hincharnos a publicidad en cualquier rincón de las páginas web sin que podamos hacer nosotros nada al respecto.

En fin, os dejo pensar un poquito, y me contáis que pensáis 😉


Por Paula Román

Desde el origen de la humanidad,  las relaciones entre los seres humanos se habían dado cara a cara, utilizando todos los sentidos. Esto ha permitido que las interacciones entre los individuos se den de una manera más completa. Por ejemplo, una pareja puede mirarse fijamente a los ojos o tocarse, es una relación más plena.

Sin embargo, con el desarrollo de la tecnología han surgido nuevas formas para comunicarse. Con el origen de las llamadas redes sociales, se permite estar en contacto dos personas aunque se encuentren en lugares diferentes lo que  viene a marcar una nueva pauta en las relaciones interpersonales y que, debido a su naturaleza, trae ventajas y desventajas para los seres humanos. Las redes sociales pueden ser vistas por algunos como poderosas herramientas de interrelación, signos de los nuevos tiempos, y por otros, como una fría manera de comunicarse pero a la vez aislarse del mundo.

Por un lado, en cuanto a las ventajas; las redes sociales de internet (RSI) se integran dentro de la web 2.0, ha sido posible gracias al desarrollo de sistemas de gestión de contenidos (Content Management Systems) que incorpora automáticamente el texto en la página web, sin necesidad de programación. Esto facilita la publicación on-line (a través de blogs) y permite la interacción con los usuarios. Por lo que, en ese sentido hay un cambio ya que, donde antes el receptor tenía una participación totalmente  pasiva en la comunicación mediática ahora a través de estas herramientas cambia y coloca al usuario final en la parte activa de la comunicación, es decir, lo coloca en el centro de la generación de contenido que se distribuye a través de redes de contactos.

Es decir, esa transformación del usuario-receptor en un productor de comunicación social en red está generando un nuevo modelo de comunicación social, denominado Social MediaEste nuevo panorama tiene efectos tanto mediáticos como sociales. Entre los efectos mediáticos podemos destacar la multiplicación de canales de difusión de información y noticias; y entre los sociales su efecto sobre las formas de interacción social y los procesos de construcción de la identidad individual y colectiva.

Así pues, las redes sociales como Facebook, twitter, tuenti… y los blogs están siendo usados como un nuevo tipo de comunicación, difundiendo todo tipo de clases de información, además debido a su éxito las empresas están mostrando su publicidad en estas redes sociales, por lo que es un nuevo proceso comunicativo en auge que conlleva un nuevo tipo de cultura creando identidad individual y colectiva.

Por la parte negativa, creo que esta nueva identidad que se crea a través de identidades “cibernéticas” provoca que la “comunicación” entre las personas cada vez se realice más a través de las nuevas tecnologías que en el contacto real, es decir, se convierte en una comunicación fría perdiendo el verdadero contacto entre las personas, que es lo realmente importante para relacionarse y crearse una identidad social. La repercusión de todo esto es que las personas cada vez se aíslen más del mundo, substituyan las relaciones sociales reales por las cibernéticas. Se podría crear un tipo de identidad social y colectiva basada en el individualismo.

En definitiva, lo que se llama la Social Media Revolution está siendo una gran revolución que crece a nuevos impresionantes. Aquí os enseño un video donde se muestra toda esta hiper- revolución de las redes sociales que creo que es muy interesante y nos hace dar cuenta de el verdadero auge de las RSI.