Archivos de la categoría ‘google’

En 3 meses la red “estallará”

Publicado: diciembre 19, 2010 en Cibercultura, cultura, google

Por Teresa Mata

Según la información recogida por el periódico El Confidencial, se acaban los 4.000 millones de IPS, páginas web registradas: en tres meses,  internet podría llegar a  “reventar”. ¿La solución? adaptarse a un nuevo formato de numeración de IPS. De lo contrario, la red llegaría a estallar.

El asunto no es cosa de unos pocos, está respaldado por la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), que advierten que si no se encuentra solución, la red se colapsará y se creará un caos tecnológico.

Aunque parezca mentira, internet tiene un tope, los 4.000 millones de IPs, el máximo que puede almacenar la web. Desde la Asociación de Usuarios de Internet, se ha presionado a las autoridades para que tomen carta en el asunto y se cree una nueva numeración.  Aseguran que “el cambio es una necesidad” porque los usuarios nos encontraremos grandes problemas si los administradores y proveederos no preparan las redes para trabajar con nuevas direcciones.

Google se dio cuenta de este problema hace años y empezó a utilizar el sistema IPV6, un formato distinto que amplía el número de direcciones.  Sin embargo, actualmente sólo un 1% de las conexiones se hacen mediante IPV6.

Habrá que seguir el ejemplo de Google tal y como propone la AUI.Según Vicent Cerf, uno de los padres de Internet, “El cambio a IPV6  tiene que efectuarse o internet dejará de crecer”.

Es obvio que toda esta información genera un panorama trementista, porque los entendidos afirman que esta situación se predijo ya hace más de 10 años, y lo único que hay que hacer es que se habilite el IPV6 y así se evitaría el posible colapso.

Hay gente que afirma que la alarma tiene pinta de bulo. Pero bulo o no, yo estoy segura de que se solucionará y en ningún momento estallará la red así como así. En el 2000 todos ívamos a ir ya en coches voladores y aún pisamos tierra firme.

Y vosotros, ¿Qué opináis?

Generación Google

Publicado: noviembre 5, 2010 en Cibercultura, generación google, google

Por Teresa Mata Ferrer

 Nos hemos acostumbrado tanto a utilizar Google para todo que si nos lo quitaran no sabríamos por donde empezar a buscar.  Sin embargo, nuestros padres se apañaban bien sin esta base de datos masiva, nosotros todavía llegamos a usar  las enciclopedias físicas pero nuestros hermanos son la Generación Google.

Esta generación pertenece a aquellos nacidos a partir de 1993. Son los que llegaron a un mundo dominado por internet, los nativos digitales, que  en vez de un pan, trajeron  un ordenador bajo el brazo.

Son los que se sienten mejor escribiendo con un teclado que con el lápiz y la libreta y leyendo en la pantalla del ordenador antes que en un libro de papel. Además en muchas ocasiones se sienten más cómodos viviendo en un mundo virtual que en el real. Goggle es su herramienta preferida como motor de búsqueda, Youtube  para acceder a cualquier clase de contenido audiovisual y Wikipedia como su enciclopedia de referencia.

Pero entonces, se plantea un problema, ¿Cuál es la información que obtienen? Peter Williams de the University College London, reflexiona acerca de esto. Intenta estudiar los jóvenes y su relación con Internet. Su principal objetivo es descubrir cómo buscan el contenido en la red, analizar su comportamiento, si se busca de forma innovadora y cuáles son sus métodos.

“Los usos que le dan los jóvenes a Internet pueden ser unos, sin embargo, estos cambiarán según pasen los años. Por ejemplo, los niños adoran la leche, pero ¿cuando se hagan mayores, seguirán bebiendo tanta leche o la sustituirán por cerveza?”

Ahora todo se analiza desde muchas perspectivas pero a menudo nos conformamos con una y no la contrastamos con los otros puntos de vista.  Los más jóvenes se conforman antes con la información que da Google, sólo miran una o dos páginas, normalmente las que están situadas en primera posición y si está en buena posición wikipedia se lee wikipedia.  Se confía excesivamente en los motores de búsqueda. No se contrastan bien las fuentes, incluso los periodistas, a quienes en muchas ocasiones no les importa la calidad de las fuentes.

 La búsqueda de información se reduce a una búsqueda de palabras clave, a menudo sólo con una palabra o palabras separadas de una oración completa y además no se usan las opciones de búsqueda avanzada porque “no se tiene tiempo”. Queremos todo de manera inmediata, otros no la utilizan  porque desconocen esta opción.

Se emplea un lenguaje natural y se tiene dificultad por los sinónimos. Otra característica del uso de internet es que siempre se repite la misma sesión de búsqueda. Cada uno tenemos unas páginas determinadas que visitamos cada día y raramente salimos de ahí. Acudimos directamente a favoritos.

Además es preocupante la facilidad que se tiene en copiar y pegar información, sobretodo los más jóvenes que hacen una búsqueda directa mientras que los más mayores intentan definir mejor. Una solución son los artículos en línea que no se pueden copiar y pegar pero aún así se pueden hacer fotos de la pantalla.

Pero ¿Cómo definimos la fiabilidad o la autoridad de la información online?  A menudo la información se considera relevante si tiene imágenes adecuadas y está bien estructurada. Otra posibilidad es según la posición en la lista de destacados. En muchas ocasiones los criterios son supérfluos, elegimos según el diseño de la página o su actividad. Pero lo que es cierto es que la experiencia hace una mejor búsqueda.