Archivos de la categoría ‘cultura’

Por Teresa Mata

 

Un buen propósito de año nuevo sería intentar que estos busuuparlantes, más los dos que faltan en la foto, no perdieran su lengua. Y es que internet también puede salvar lenguas, en concreto una hablada únicamente por 8 personas en el mundo.

Los últimos datos de la UNESCO revelan que más de 3.300 lenguas pueden desaparecer antes de que finalice este siglo, es decir, el 50% del total de los idiomas hablados en el mundo. Entre los que tienen más complicado sobrevivir se encuentra el busuu, una lengua originaria de la selva de Camerún que sólo hablan ocho personas.

Sería una buena causa evitar su extinción, para ello contamos con Internet, que aparte de permitirnos aprender otros idiomas, podemos salvar aquellos que se encuentran en peligro de extinción.  Y para esto tenemos una red social con su mismo nombre Busuu, para aprender idiomas, que ha puesto en marcha Save Busuu una iniciativa para salvar la lengua  y algo más complicado, enseñarla a los internautas.

Se envió un equipo a la selva camenuresa con tal de poner en marcha el proyecto Save Busuu y filmar la situación que vive la gente busuuparlante, entusiasmada por mostrar su lengua y cultura. Un video musical en el que los nativos explican algunas utilidades de su lengua de una forma muy divertida. Explican incluso como hablar en busuu con las mujeres.

Al margen de los intereses de la página para aprender idiomas, sería bonito que conserváramos la riqueza de culturas que tenemos en el mundo, y con ello, su lengua. Aprender su idioma sería la solución para que el busuu no se perdiera, ¡adelante valientes! pero mostrar su situación y concienciar a la gente de que lo “minoritario” no tiene por que ser peor, y mucho menos eliminado, está al alcance de todos  🙂

Anuncios

En 3 meses la red “estallará”

Publicado: diciembre 19, 2010 en Cibercultura, cultura, google

Por Teresa Mata

Según la información recogida por el periódico El Confidencial, se acaban los 4.000 millones de IPS, páginas web registradas: en tres meses,  internet podría llegar a  “reventar”. ¿La solución? adaptarse a un nuevo formato de numeración de IPS. De lo contrario, la red llegaría a estallar.

El asunto no es cosa de unos pocos, está respaldado por la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), que advierten que si no se encuentra solución, la red se colapsará y se creará un caos tecnológico.

Aunque parezca mentira, internet tiene un tope, los 4.000 millones de IPs, el máximo que puede almacenar la web. Desde la Asociación de Usuarios de Internet, se ha presionado a las autoridades para que tomen carta en el asunto y se cree una nueva numeración.  Aseguran que “el cambio es una necesidad” porque los usuarios nos encontraremos grandes problemas si los administradores y proveederos no preparan las redes para trabajar con nuevas direcciones.

Google se dio cuenta de este problema hace años y empezó a utilizar el sistema IPV6, un formato distinto que amplía el número de direcciones.  Sin embargo, actualmente sólo un 1% de las conexiones se hacen mediante IPV6.

Habrá que seguir el ejemplo de Google tal y como propone la AUI.Según Vicent Cerf, uno de los padres de Internet, “El cambio a IPV6  tiene que efectuarse o internet dejará de crecer”.

Es obvio que toda esta información genera un panorama trementista, porque los entendidos afirman que esta situación se predijo ya hace más de 10 años, y lo único que hay que hacer es que se habilite el IPV6 y así se evitaría el posible colapso.

Hay gente que afirma que la alarma tiene pinta de bulo. Pero bulo o no, yo estoy segura de que se solucionará y en ningún momento estallará la red así como así. En el 2000 todos ívamos a ir ya en coches voladores y aún pisamos tierra firme.

Y vosotros, ¿Qué opináis?

Cine de sofá y manta

Publicado: diciembre 18, 2010 en arte, arte virtual, Cine, cultura

Por Teresa Mata

Internet nos permite planificar una tarde de cine: desde ver la cartelera, leer el argumento y las críticas de una determinada película, hasta reservar y comprar una entrada. Y todo sin movernos de casa, a tan solo un click. 

Hay muchas páginas webs dedicadas a contenidos cinéfilos, con estrenos, críticas de películas, trailers, carteles e información sobre cine en general. Y además, cada vez son más. Son páginas como cinemanía, filmaffinity o the internet movie data base, IMBD, la mayor base de datos de cine. También otras páginas web como  cinemagazine o fotogramas, que tienen su propia revista en edición impresa.

 También contamos con páginas de aficionados, de organizaciones, festivales y productoras.  Y por supuesto con páginas de directores. Los españoles Alejandro Amenábar, Almodóvar, Fernando Trueba,Julio Medem o Isabel Coixet, entre otros, no han dudado en utilizar la red para hacer su página personal. Y lo mismo pasa con los actores.

Pero además de acceder a información relacionada con el cine, Internet es también una sala de cine. Todos conocemos páginas donde poder encontrar películas incluso aquellas que todavía estan en el cine. Es el caso de cinetube, películas yonkis y un sinfín más.

La red tiene diferentes formas de exhibir estas películas. El streaming, el visionado online. Así, el distribuidor de la película tiene el control de la misma, y además, la calidad es bastante mala. Tienen la restricción de tiempo aunque de todas formas en youtube puedes encontrar como saltártela. O bien, mediante la descarga, la calidad es mejor, pero tarda más tiempo.

En definitiva, hay muchas formas de acceder a aquella película nueva que queremos ver u otras que queremos recordar. Yo prefiero disfrutar del cine en una buena butaca, en una sala de cine, por pequeña que sea y en buena companía.  Además el precio no tiene porque ser  un inconveniente, hay que saber buscar bien, que no todos los cines son caros.

 

Pero, ¿Cambiamos las salas de cine convencionales por la red?,  ¿usamos ambos métodos? o ¿nos conformamos con verlo en una dudable calidad desde nuestro sofá?

Arte en la calle

Publicado: diciembre 11, 2010 en arte, Cibercultura, cultura, pintura
Etiquetas:,

Por Paula Román

Frente el arte que se muestra en los museos, o galerías, que son ámbitos que el sistema se apropia para asegurar la hegemonía de sus idea; están las actitudes que los que la crítican considera como sub-artísticas o, simplemente, indignas de ser consideradas como “arte”. Obras que enfatizan la comunicación y permiten el diálogo social. Obras en donde pesa más la función de trasmitir mensajes que la estética. Obras que permiten la información sin imposiciones ideológicas y sin la crítica que señala qué es arte y qué no lo es.

Estas obras llegan a las calles de manera reivindicativa, grupos de gente independiente que busca crear su propio arte y expresar su modo de pensar y su crítica social, en el mismo espacio de la sociedad. Una subcultura creada de las calles y no de las instituciones.

La relación que propone la calle impone una revisión de los esquemas y planteos estéticos y sociales. El sólo hecho de salir a la calle es ya una crítica y un cuestionamiento de la función del arte.

Así pues, estas artes se manifiestan pero son criticadas y amenazas por la cultura institucionalizada. Un gran error, ya que se ven como vandalismo cuando (salvo excepciones) son meras obras de arte como cualquier otra. Entonces, ¿arte o no arte?

Uno de estos artistas reivindicativos es el inglés Banksy, que comenté la semana pasada, y utiliza principalmente el graffiti urbano como forma de denuncia social. Aquí os dejo algunas imágenes.

Por Teresa Mata Ferrer

El director Tim Burton se apunta a la moda de las redes sociales. Pretende crear un cadáver exquisito con sus fans mediante twitter. Dicho así, suena un poquito macabro y necrófilo, pero todo tiene su explicación.  Lo que el director quiere hacer es escribir un cuento mediante una técnica conocida como “cadáver exquisito”, que consiste en que varios autores escriban una obra, haciendo que cada autor continúe la historia a partir de la última frase del compañero anterior.

La obra se titulará sencillamente Tim Burton’s Cadavre Exquis, que se traduce como El cadáver exquisito de Tim Burton.  Directo y sin complicaciones. Es una preciada técnica que utilizaban ya los surrealistas hace 85 años. La gracia del cadáver exquisito es que cada nuevo autor conocía únicamente la última frase o la última palabra, a la que deberá continuar sin buscar demasiada lógica o coherencia. Así, el relato final será muy surrealista. Aunque en este caso tendremos acceso a todos los fragmentos de la historia anteriores.

Y elegir twitter como plataforma significa que hay que condensar nuestra creatividad en 140 caracteres. Cualquier idea vale, por lo que miles de tweets cada día se disputan ser la siguiente frase en tejer un rocambolesco relato  que cobró vida ‘on line’ el pasado lunes. No hay límites de tweets por persona. De las frases propuestas se elige la mejor. La obra será supervisada por Tim Burton que escogerá cada comentario que continue la historia.  Finalizará el próximo 6 de diciembre.

La primera frase, escrita por el director dice así: “Stainboy, usando sus dotes expertas, fue llamado para investigar una misteriosa sustancia pegajosa en el suelo de la galería”.

 En esta ocasión Burton rescata a su personaje más mimado Stanboy (el niño de la mancha). Un niño con capa y cara parecida a la de una hormiga que siempre sale limpio de su casa y regresa hecho un desastre de sus aventuras aunque consigue salir con éxito de todas sus misiones.  

 Apareció por primera vez en su libro de poemas e ilustraciones: La melancólica muerte del chico ostra (Primero en español y luego en inglés). Y además es el protagonista de “The World of Stainboy”, una serie de cortos animados hechos en 2000.

Ya hay 24 partes de historia y comenzó el lunes. Las últimas partes son: “Pero, el destino conspiró contra él. Hubo un gemido del metal y la lámpara perdió su asimiento en el techo. Como la sustancia viscosa rugió de ira, Stainboy se preparó para su muerte. Se quedó sin aliento por lo que él pensaba que era su último aliento, cuando de la nada, no cayó. Stainboy abrió los ojos. ¿Qué había pasado? Y ¿qué acababa de salvarle?”  ¿Os atrevéis a continuar? Lo podéis hacer a partir de la página web de la Burton’story.

Parece que está de moda este tipo de iniciativas que saltan a la red para conseguir una mayor interactividad y porsupuesto publicidad. Recordemos la Wikipeli que más o menos consistía en lo mismo. Y además en esta ocasión, este guión “compartido” sirve para presentar la muestra sobre la obra del director a cargo del Festival Internacional de Cine de Toronto, organizada por el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Otra estrategia más pero quién sabe quizá llegue a filmarse este guión y podamos formar parte de un trocito.

Tienes una historia que contar

Publicado: noviembre 24, 2010 en Cibercultura, concurso, cultura

Por Teresa Mata Ferrer

Tienes una historia que contar es la quinta edición de un concurso periodístico, creado por la obra social de Catalunya Caixa, con muy buen fondo. Se trata de fomentar las relaciones intergeneracionales mediante el diálogo entre los jóvenes universitarios y los más mayores.

Los abuelitos actuarán como testimonios y protagonistas de experiencias vividas en primera persona, contándonos sus propias batallitas que nos relatarán con ahínco y que  agradecerán que escuchemos atentos. Y nosotros,  daremos a conocer estas historias memorables de un gran valor histórico y humano a través de la redacción de artículos periodísticos. En la web podéis encontrar muchas historias de diferente temática.

Historias sobre acciones de guerra, locuras de amor, la aventura de su vida, yo estuve allí, las he pasado canutas, los buenos momentos, trabajo,trabajo, trabajo…  Muchísimos recuerdos de mentes que tienen mucho que aportarnos. Os dejo unos ejemplos:

Frederic es natural de Passanat. Allí fue reclutado con 20 años para formar en la quinta del 44, encargada de derrotar a los maquis en el Valle de Aran. Miembro del Grupo de Cazadores, Esquiadores, Escaladores y Militares del Pirineo llegó a ser tirador de primera, cargo que le obligó a realizar el hecho más penoso de su vida: fusilar a un hombre. Con dolor, aún lo recuerda como si fuera hoy” Barcelona. Frederic Ninot Piqué, 86 años  y Ferran Martínez Alonso, 24 años.

 “Tomás es el voluntario número 12 de los casi 3.000 con que cuenta la Unión Democrática de Pensionistas. Así fue, como voluntario, como conoció a Paquita, a la que hacía sonreír contando las hazañas de Butragueño en el campo de fútbol. Paquita fue una de sus primeras experiencias como voluntario, después han venido otras muchas”Albacete. Tomás Martínez Ruiz, 84 años y María José Megía Sevilla, 21 años .

Y así muchísimas otras. Si os gusta la idea  y queréis formar parte, os podéis inscrivir en la web hasta el 15 de diciembre rellenando el formulario. La organización del concurso establece por sorteo la composición de las parejas, es decir, con quién podrás compartir sus vivencias. Y establecen unos plazos para la realización de las entrevistas y la presentación de los trabajos.

Por supuesto podeís animar a vuestros abuelos a que participen, seguro que están encantados de remmemorar su vida y establecer contacto con un joven estudiante a quien dar consejo. Y hay premio, porque los protagonistas de las cinco mejores historias podrán escoger el premio que desean para hacer realidad el sueño de su vida (aunque claro, la organización tendrá que aceptarlo). Ypara los estudiantes se repartirán 7.500 euros.

Además, los mejores relatos se publicarán en revistas y diarios de difusión nacional, boletín de asociaciones y en publicaciones universitarias.  ¡Incluso se editará un libro con la selección de los mejores artículos! 

Y  todos los relatos presentados a concurso se colgarán en la web así que podremos animar a nuestros mayores a que utilizen esta herramienta.  Nunca es tarde para aprender algo nuevo.

 

Por Teresa Mata Ferrer

Yo también tengo una manía y es que no puedo pasar por la calle sin leer los carteles que están a mi alrededor. Me llaman continuamente, en especial los de colores  y letras grandes.  Sobretodo me gustan los que tienen un dibujo llamativo. Reconozco que alguno se viene conmigo a casa.

Son carteles sobre conciertos, exposiciones, teatro, talleres, concursos y demás. Pero tengo un problema y es que muchas veces no  los apunto y luego se me olvidan completamente. 

Sé que  es justo esto lo que no quieren los anunciantes, por eso alguno ya a encontrado una solución: publicitarse a través de revistas de cultura online. Son publicaciones, generalmente mensuales,  que pretenden servir de agenda cultural y dan a conocer muchas propuestas de ocio.  Sirven como una base de datos de gran parte de  la oferta cultural de una ciudad.

Estas revistas tienen su edición impresa y la versión online por lo cuentan con la posibilidad de llegar a mucha más gente que un cartel  en la calle. Es por esto que muchas obras de teatro, estrenos de películas, discos o eventos en general se publicitan en la revista mediante notas de prensa o artículos de los colaboradores de cada publicación. 

Es en definitiva publicidad para los teatros donde se representan las obras o para las salas de conciertos donde actúan los grupos de música.  Por eso en muchas ocasiones se llega a un acuerdo entre los locales y la revista y así esta puede ofrecer descuentos a sus socios.

Así es como funciona por ejemplo la revista mensual Silenci, un “club de cultura” que tiene como objetivo la difusión de los principales eventos culturales de la Comunidad Valenciana en todos sus medios: revista, web, tv, newsletter i facebook. Y además ofrece descuentos, sorteos y regalos a sus socios. Eso sí, para ser socio y disfrutar de estos “extras” tienes que pagar 50 euros al año. Por tanto, si eres habitual en las obras de teatro y demás eventos te saldrá mucho más económico porque sabemos que muchos son caros. Si no, siempre puedes ver su  página web, de vez en cuando, para ver la oferta y elegir cual prefieres.

 

 Muchos conoceréis la AU, la Agenda Urbana que también tiene su edición impresa y versión online. En esta destaco su agenda por días,te muestran los eventos que hay cada día del mes, la localización, su precio, y para quién está dirigido.  Por cierto esto os interesará: tiene la posibilidad de publicar nuestros propios eventos o reseñas sobre cualquier evento que queramos. Únicamente tenemos que registrarnos y acceder a la opción publica tu evento. Disponen también de un manual de uso. Así que ¡deja fluir tus dotes periodísticas!

Pero hay muchas más, os animo a que descubráis: la revista Miralls, o Valencia City. También me gusta mucho la idea de la revista Pequeños héroes exclusiva para los más pequeños.  Estas son específicas de Valencia pero si buscáis también podréis encontrar de otras ciudades.  Revistas Culturales, es el portal de la asociación de revistas culturales de España (ARCE),  posee los contenidos culturales más interesantes e importantes editados por las revistas culturales españolas.

Gracias a esto estaremos informados sobre la agenda cultural de nuestra ciudad y ya no tendremos que debatir durante horas sobre que planes hay para este finde o qué regalamos en alguna ocasión especial. Eso sí, espero que sigan estando los carteles de colores, con dibujos y letras grandes  en la calle alegrando el paso a los viandantes.