El cine es una cuestión de amor

Publicado: octubre 7, 2010 en Cine
Etiquetas:, ,

Werner Herzog contaba que empezó a rodar sus primeras películas con una cámara robada de la escuela cinematográfica de Munich, Buñuel tenía que suplicarle a su madre para que financiara sus películas y Almodóvar trabajó durante años para la compañía Telefónica Nacional de España antes de llegar a hacer su primer largometraje.

Hacer cine ha sido hasta hace unos años un privilegio del que sólo unos pocos afortunados podían disfrutar. Sin embargo, con la llegada de Internet y el bajo coste de las videocámaras, este problema ha desaparecido. La prueba la encontramos en el festival de cortometrajes Jameson Notodofilmfest.

Este festival se ha popularizado gracias al gran número de cortos que ha recibido desde su creación y a la presencia de profesionales del séptimo arte en el jurado de cada edición. Entre ellos encontramos realizadores de la talla de Julio Medem, Guillermo del Toro, Bigas Luna, Isabel Coixet, Javier Fesser y Lucrecia Martel. El festival lleva a sus espaldas ocho convocatorias y desde entonces se han presentado más de 7.000 cortometrajes de todos los estilos y técnicas. Este festival de referencia en Internet en España surgió gracias a la empresa Notodo.com dedicada a promover proyectos culturales en Internet y que este año celebra su décimo cumpleaños desde su primera aparición en la red.

El cine ha sufrido un proceso de democratización sin precedentes, el medio cinematográfico está cada vez más abierto a todo aquel que quiera experimentar con él. Muchos de los directores reconocidos tanto en el plano nacional como internacional empezaron con producciones audiovisuales de corta duración. Álex de la iglesia se hizo famoso gracias a su divertida Mirindas asesinas y Tim Burton se dio a conocer con el microrrelato de animación en blanco y negro Vincent Price. El cortometraje, a diferencia del los films de larga duración, es de presupuesto bajo y tiene la ventaja de que su distribución es rápida y gratuita. Permite a las mentes más jóvenes y creativas mostrar al público su potencial en unos minutos de grabación. Parafraseando al director del festival, Daniel Monzón, “hay películas que desearíamos que fuesen cortos para que la tortura fuera más breve”.

Malviviendo es otro ejemplo de cibercultura que ilustra la gran aportación de Internet como nuevo medio audiovisual. Definida como una serie de televisión en la red y creada por varios estudiantes de comunicación audiovisual en paro, Malviviendo rompe esquemas. Con un presupuesto de producción bajísimo (el primer capítulo costó 40 euros), pocos medios y mucha imaginación los protagonistas de esta serie han conseguido enganchar a miles de españoles a la pantalla del ordenador. Es una serie aliada a las nuevas tecnologías que, como muchos otros proyectos emergentes, ha encontrado asilo en Internet. El cine, como decía Jesús Franco, es una cuestión de amor, así que ya no hay excusa que valga para no ponerse a grabar y llevar nuestras ideas a cabo.

Miriam Ortuño Ferrer

Anuncios
comentarios
  1. Miguel Esteban Rebagliato dice:

    Jo, sí parece hasta fácil grabar algo. Cuántos casos de directores que han empezado haciendo cosas en Internet. Me gusta mucho precisamente de vuestra entrada todos esos ejemplos que habéis puesto.

    Significa esto que tenemos que empezar ya mismo a grabar algún corto, ¿no?

  2. Marina Sanjuán Sánchez dice:

    La verdad es que tenemos suerte de haber empezado como comunicadores en la era digital. Por ejemplo, los cortos que hicimos en 1º están colgados en Youtube y potencialmente puede verlos muchísima gente. No son comparables al primer corto de Burton, pero…tiempo al tiempo. ¡Nativos digitales al poder! 😀

  3. Santi dice:

    Hola. Desde hace algunos días quería aportar alguna referencia en relación a esta entrada, a propósito de nuevos cineastas y nuevos discursos audiovisuales. En el número de septiembre de 2010 de Cahiers du cinéma España (secciones Lo viejo y lo nuevo e Itinerarios) hay varios artículos sobre cineastas españoles emergentes y “rebeldes”. Se habla, por ejemplo, del colectivo Los Hijos, que ofrecen una propuesta -por decirlo de alguna manera- en los márgenes; muy poco convencional. También El País se ha hecho eco de dicho grupo: http://www.elpais.com/articulo/Tendencias/Muerte/artistica/protagonista/elpeputec/20101020elpepitdc_1/Tes

    En fin, dejo esta información por si a alguien le sirve. Y, por cierto, ya que en el artículo de Miriam se cita a Jesús Franco, os recomiendo también su autobiografía Memorias del tío Jess (Aguilar, 2004): un libro muy entretenido en el que se habla de cine y, sobre todo, de un modo muy personal de afrontar la vida.

    Salut y ánimo con el blog!

    Santi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s